Equilibrio sobre una pierna

Equilibrio sobre una pierna

De pie, en una posición lo más estable posible, pasamos el peso a una de las piernas, y la pierna sin peso la separamos del suelo hasta elevarla lo suficiente para poder mantener el equilibrio de manera estable.Mantener esta posición durante unos segundos. Nos podemos ayudar apoyándonos por ejemplo en una espaldera o una silla, etc.